Galería

De los Recursos Humanos a la Gestión del Talento: el ejemplo de Robin Williams

¿Cuál es la diferencia entre los Recursos Humanos tradicionales y la Gestión del Talento?

   A propósito de la trágica y reciente muerte del actor Robin Williams, uno de los animadores de la película Aladdin (para la que Williams prestó su voz y su genio en la versión inglesa, dando vida al genio de la lámpara) escribió un artículo en El País describiendo la maravillosa relación de colaboración que estableció el equipo de la película con el enorme actor. 

Gestión del Talento

   En esa descripción, se relata una anécdota acerca de el modo en que se escogió a Williams para doblar al genio que refleja muy bien la diferencia entre los Recursos Humanos tradicionales y la Gestión del Talento

”  Llegué en 1991 para trabajar en Aladdin. Iba asignado como animador de lo que entonces era uno de los personajes secundarios del filme, el genio de la lámpara.

   De pronto llegó Robin.  Todos nos agolpamos en la cabina de grabación para verle y fuimos testigos de algo extraordinario [ ] Su actuación nos cambió a todos el concepto de lo que debía ser el genio. Ante tal raudal de ideas, chistes e imitaciones, los animadores nos dejamos llevar por su locura e incorporamos imágenes como la del genio en plena metamorfosis entre Jack Nicholson y Robert de Niro, de elefante bailando a pequeña abeja con gafas de piloto. Su actuación nos dio la oportunidad de crear un personaje inolvidable que para nada estaba en las páginas del guión. Incluido ese cartel de Aplauso que sólo resumió lo que sentimos al oírle grabar.”

   Esta sencilla pero genial anécdota resume a la perfección las diferencias claves entre el enfoque de Recursos Humanos tradicional y la Gestión del Talento…

1) En los Recursos Humanos, las personas se adaptan al puesto; en la Gestión del Talento, el puesto se adapta a las personas. 

   Los Recursos Humanos buscan un candidato que se ajuste lo más posible a la descripción del puesto a cubrir, y lo encorsetan en él. Funciones y objetivos ya están definidas previamente y el trabajador será considerado más exitoso cuanto más se ajuste a ellos. 

 En la Gestión del Talento, sin embargo, se busca aprovechar el potencial del colaborador aunque supere los límites del puesto. ¿Se imaginan qué hubiera pasado si Disney hubiera limitado a Robin Williams a representar el personaje del genio que habían construido los guionistas, en vez de aprovechar su talento y redefinir el personaje, e incluso darle un carácter más protagonista del que tenía inicialmente? Es lo que ocurre actualmente en la mayoría de empresas, centros educativos y otros tipos de organizaciones: las personas menguan con el puesto, en vez de hacer que  el puesto crezca con las personas. 

Psicología positiva

¿Un  médico, un payaso… o las dos cosas?

¿Existe una descripción de puesto que pueda abarcar  lo que hace Patch Adams?

2) En los Recursos Humanos el guión ya está escrito, en la Gestión del Talento el guión se reescribe continuamente en función de las personas que lo interpretan. 

   Los Recursos Humanos se orientan a lo predecible y los esperado (el pasado del trabajador, su CV, su experiencia anterior…), mientras que la Gestión del Talento se orienta al futuro, a lo inesperado, a las expectativas de los colaboradores, sus objetivos, intereses, aspiraciones, etc. Un puesto no está definido nunca de una vez por todas, sino que la persona que lo ocupa le aporta valor de formas diferentes. 

  Sólo de esta forma puede haber innovación, porque ésta requiere de espacios de participación en la que todos los puestos de la organización busquen áreas de oportunidad y nuevas maneras de aportar valor, incluso de forma completamente disruptiva. 

Innovación

¿Quién le aporta más valor a sus alumnos, el profesor protagonista de El club de los poetas muertos, o los profesores aburridos y disciplinados que cumplen con todo el programa?

El profesor de El club de los poetas muertos rompía las reglas de un juego obsoleto para aportarle valor a sus alumnos.

3) Los Recursos Humanos estandarizan las competencias humanas para medirlas, reemplazarlas y encajarlas fácilmente en una estructura previa, mientras que la Gestión del Talento concibe a cada persona (o equipo) como una combinación única e irrepetible de talentos y habilidades

   Otros cómicos como Bill Murray o Steve Farrell también hubieran podido hacer un doblaje estupendo del genio en Aladdin, pero la personalidad del genio, el guión, los gags y hasta la película como totalidad hubieran sido muy diferentes. Tal vez con otro cómico con diferentes estilo de humor, el genio hubiera quedado relegado al papel secundario que se le otorgó originalmente. 

   Aunque la estandarización de procesos, puestos y competencias es necesaria en toda organización, las organizaciones del siglo XXI necesitan todo el potencial del talento humano, especialmente el que está orientado al cambio, la resolución creativa de problemas, el pensamiento disruptivo, la actitud de servicio y la adaptación al cliente. 

Gestión del talento

En el hombre bicentenario, un robot supera sus límites mecánicos para volverse empático, creativo y emocional. ¿Hubiera sido eso posible en el enfoque tradicional de Recursos Humanos?

   Termino este pequeño homenaje con una imagen entrañable en la que un joven Williams actúa en la calle por unas monedas. ¿Cuántos profesionales de Recursos Humanos tradicionales  sabrían apreciar el talento de un genio en el joven artista callejero de la foto? La genialidad y el talento adoptan muy diferentes formas, muchas de ellas completamente incompatibles con lo que enseñan los manuales de Recursos Humanos tradicionales. 

Innovación

Anuncios

3 Respuestas a “De los Recursos Humanos a la Gestión del Talento: el ejemplo de Robin Williams

  1. Reblogueó esto en Aprendizaje infinitoy comentado:
    Interesante reflexión sobre la gestión del talento, que va más allá de estandarización de procesos, puestos y competencias …y pueda tener lugar la innovación … ” las organizaciones del siglo XXI necesitan todo el potencial del talento humano, se orienta al futuro, a lo inesperado, a las expectativas de los colaboradores, sus objetivos, intereses, aspiraciones, etc. “

  2. Muy interesante artículo y un blog muy útil. Un saludo!

  3. Raúl González García

    Muchas gracias! Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s